Con todos los focos para el Atlético-Barcelona, el Celta y el Alavés juegan esta noche, desde las 21.00 horas, la ida de su semifinal de la Copa del Rey. Hace apenas ocho años, ambos equipos se cruzaban en un partido que los podía enviar a la Segunda División B. Este jueves intentarán colarse en la final del torneo copero, ¿quién dará el primer golpe?

Es curioso cuantas vueltas da la vida, y que dos clubes históricos como Celta y Alavés se encuentren en la semifinal de la Copa del Rey lo ilustra. Porque estos dos conjuntos protagonizaron un tenso partido en junio de 2009 que dejaba al perdedor muy cerca de la Segunda División B. En aquel 6 de junio el Celta, que jugaba en casa, se impuso y logró mantener la categoría.

Ocho años después la situación ha cambiado y ese encuentro solo es un mal recuerdo, de tiempos mucho peores. Esta semifinal no ha acaparado demasiados focos debido al enfrentamiento entre Atlético de Madrid y Barcelona en la otra. Casi puede ser mejor para los implicados, se quitan presión aunque saben que están frente a una oportunidad única.

Todo indica que Berizzo y Pellegrino saldrán esta noche con los onces de gala. Por ejemplo, el técnico argentino del Celta ha recuperado a Wass para la banda derecha. Su compatriota del otro banquillo apostará por contener los envites rivales de Aspas, Wass y Bongonda; y sacar arriba a Edgar en vez de a Toquero para ganar juego a la contra. Si algo quiere lograr el entrenador del Alavés es llevar la eliminatoria muy viva a Mendizorroza.

Hace apenas dos semanas se encontraron, también en Balaídos. Entonces el club vigués consiguió imponerse por 1-0 con gol de Radoja a asistencia de Mallo en el minuto 89. El Celta sufrió para poder ganar a un Alavés que estaba con diez desde el minuto 1 de la segunda parte, cuando Feddal fue expulsado por doble amarilla. Además, la previsión temporal no apunta muy bien y los servicios meteorológicos dan lluvias.

En los operadores el gran favorito es el Celta, que viene de cargarse al Real Madrid en cuartos de final. William Hill ofrece una cuota de 1,73 por la victoria local; mientras que paga a 3,60 el empate y eleva hasta 5,50 la cuota del triunfo del Alavés. En cuanto a las cuotas especiales, los goleadores escogidos son Aspas y Deyverson, si marca el español y el Celta gana lo pagado asciende a los 3,50 euros por cada uno jugado; y, si lo hace el brasileño y los de Vitoria se imponen, la cuota es de 10,00.