La 51ª edición del mayor espectáculo deportivo del mundo está aquí. La madrugada del domingo al lunes se disputa la Super Bowl desde las 00.30 en el NRG Stadium de Houston. Los equipos que se jugarán el título de campeón de la NFL serán los New England Patriots y los Atlanta Falcons. ¿Cuál se alzará con la victoria?

Los playoffs de este año están siendo de los mejores de los últimos tiempos. Los ataques han vuelto a dominar tras unas temporadas en las que las defensas solían ser lo más importante. Y basta con recordar a los campeones del año pasado, los Denver Broncos. Precisamente ante los Broncos, hace casi 30 años, los Falcons disputaron la única Super Bowl que han jugado, y perdieron.

Ahora, con uno de los mejores ataques de la liga al frente y un Matt Ryan que quiere ser recordado como el quarterback que logró el primer campeonato de la NFL para la ciudad de Atlanta, se presentan los Falcons a la final. Pero no lo tendrán fácil. Porque tendrán enfrente a la mejor franquicia de los últimos 20 años de la NFL. Y es que los Patriots han disputado nueve Super Bowls, con la del domingo, y han ganado cuatro.

Aunque no será la primera vez que estos dos equipos se enfrenten en la presente temporada. A comienzos de la campaña, el 23 de septiembre, los Falcons recibieron a Tom Brady y compañía para caer, 23-30. En su historia se han encontrado en seis ocasiones; el balance favorece a los Patriots, con cuatro victorias y dos derrotas. De hecho, las tres últimas veces que se han visto las caras, los Falcons no han podido ganar.

En la noche del domingo, para las casas de apuestas, el claro favorito es la franquicia de Fóxboro, dirigida impecablemente durante 17 años por Bill Belichick. Así, en William Hill ofrecen una cuota de 1,67 por la victoria de los Patriots y elevan la cuota de los Falcons hasta 2,30.

En cuanto al MVP de la Super Bowl, como suele ser habitual, los grandes favoritos son los quarterbacks y estrellas de cada equipo: Tom Brady y Matt Ryan. El de los Patriots no envejece, sigue mostrando un nivel espectacular y una consistencia irreal año tras año. Eso le hace el gran favorito a llevarse el galardón con una cuota de 1,80. Su rival en el otro equipo, tras una magnífica temporada, cotiza a 2,75 el llevarse el MVP.

Enlace